viernes, 19 de septiembre de 2014

Este sábado se disputa la Supercopa Asafusa

El vencedor de la Liga de Honor se medirá frente al campeón de la Copa Evoluziona24 en el pabellón Rosa Colorado


Las competiciones Asafusa inician la temporada 2014/2015 con la disputa de la Supercopa que enfrentará a los campeones de la Liga de Honor y la Copa Evoluziona24.com. El Auto Recambios Garci y el CD Macotera se enfrentarán por el primer título de la temporada en un partido que promete ser entretenido, debido a que los dos equipos se caracterizan por desplegar un juego intenso y siempre en busca de la portería contraria. El encuentro se disputará este sábado, 20 de septiembre, en el pabellón Rosa Colorado a partir de las 18:00 horas. 

martes, 16 de septiembre de 2014

Dos detenidos por tratar de vender en Macotera (Salamanca) décimos de lotería robados en Zamora

La Guardia Civil ha detenido a un menor como presunto autor del robo de una cartera con 13 décimos de lotería en Zamora y a un hombre de 37 años por presuntamente tratar de vender esos boletos en la localidad de Macotera (Salamanca).

La Guardia Civil ha detenido a un menor como presunto autor del robo de una cartera con 13 décimos de lotería en Zamora y a un hombre de 37 años por presuntamente tratar de vender esos boletos en la localidad de Macotera (Salamanca). Los agentes tuvieron conocimiento de que había una persona en Macotera vendiendo billetes de lotería a menor precio que el real. Ante la sospecha de que pudieran ser falsificados o producto de alguna sustracción, se iniciaron las investigaciones y consiguieron uno de los billetes, el cual era legal. Entonces, tras gestiones con la administración de la que procedían, se consigue localizar a la persona que los había adquirido a través de internet y al que efectivamente le habían robado la cartera en la que los llevaba el día 27 de agosto en Zamora. Por este motivo, se dio aviso a las patrullas en servicio y, sobre las 10.15 horas del pasado día 13 de septiembre, una patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Peñaranda de Bracamonte localizó a la persona que estaba vendiendo la lotería. A continuación, procedieron a su detención, J. M. H. M., al mismo tiempo que a un menor al que se le imputa la sustracción de la cartera en Zamora.

jueves, 4 de septiembre de 2014

I Concurso de Fotografía Taurina San Roque 2014

El Sabado 6 de Septiembre se inaugurara la Exposicion de Fotografia Taurina en el Museo Etnográfico de Macotera.
En esta Exposicion participan las 25 mejores imágenes del I Concurso de Fotografía Taurina San Roque 2014




domingo, 31 de agosto de 2014

Toñi, una maratoniana por accidente

  • «El running es el deporte sin horario, tú mismo te pones las zapatillas y sales cuando quieres y como quieres», asegura esta macoterana ‘adicta’ a correr


María Antonia Hernández, o Toñi, que es como la llaman sus amigos, es dependienta de una tienda en el pueblo de Macotera y pertenece al Club de Atletismo Macotera-Persianas Ruano. Runner con experiencia, con tan solo 14 años corrió su primera San Silvestre y desde entonces sólo se ha ausentado de la que ella misma denomina como ‘su carrera’ durante el embarazo de su hija y al año siguiente del mismo.
Toñi lleva toda la vida corriendo. Comenzó en atletismo con 12 años, pero anteriormente había hecho gimnasia rítmica, ballet, patinaje y baloncesto. Nos cuenta que en la época de la Universidad entrenaba poco, sólo para la San Silvestre. Confiesa haber tenido parones ya sea por maternidad, por estudios, por falta de motivación, pero siempre ha vuelto. «La San Silvestre, excepto dos o tres años la he corrido toda la vida, desde los 14 o 15 años. Recuerdo que cuando estudiaba en Las Teresianas quedaba con mi amiga Eva a las siete de la mañana para ir a correr, luego nos duchábamos y entrábamos al colegio. El running es el deporte que no tiene ni horario ni necesitas un equipo para practicarlo. Tú mismo te pones las zapatillas y sales cuando quieres y como quieres», nos cuenta.

Sin duda alguna, el sueño de todo ‘runner’ es correr una maratón. Para Toñi la experiencia fue rara, nos cuenta, «porque la primera que hice en Palencia fue imprevista. Yo me estaba preparando para la maratón de Madrid, y el día de la maratón de Palencia yo me apunté con la idea de hacer un entrenamiento largo y retirarme ya que yo me había hecho un plan, y ese día me tocaban 30 Km de entrenamiento, y una de dos, o iba con mi marido, lo acompañaba y me retiraba a los 30 Km, o los hacía aquí en Macotera y no lo acompañaba. Y como era una carrera barata decidí correrla y retirarme en los 30 km. Lo que pasó es que el kilómetro 30 me pilló en medio del Canal de Castilla, en un sitio descampado, entonces si me paraba tendría que ir hasta la meta caminando. La cosa fue que iba con una chica corriendo y le dije que la iba a dejar en el kilómetro 30, pero me animó a que siguiera hasta el kilómetro 35, asique cuando llegue a ese kilómetro decidí correrla entera porque eran 7.000 metros más. Acabé la maratón de Palencia con una sensación muy rara, porque yo había visto vídeos de gente que acaba su primera maratón y se tiraba al suelo, lo besaba, lloraba, se abrazaba a familiares… pero yo acabé la maratón y no tenía ninguna de esas sensaciones». 
Toñi declara que debió ser porque mentalmente no estaba preparada para acabarla ya que la hizo por accidente. Por el contrario, «cuando acabé la de Madrid sí que me sentí maratoniana, además corrí más deprisa, bajé 14 minutos en la maratón de Madrid con respecto a la de Palencia. Sufrí, claro que sufrí, pero no tuve ninguna debilidad, ni dificultad».En ocasiones la gente comienza a correr porque tiene amigos que practican este deporte, pero en el caso de Toñi no fue así, comenzó en el Atletismo tras dejar el baloncesto. «Vas viendo que no se te da mal, que te gusta, que vas ganando alguna carrerilla… empiezas así a la bobada», apunta. Toñi nos cuenta que estuvo corriendo muchos años de por libre, sin ningún equipo, pero que al cabo de los años cuatro o cinco «locos» de Macotera decidieron crear un club y fueron arrastrando a mucha gente. «Un ejemplo de ello es mi marido, que lleva tres años corriendo. Antes pesaba 80 kg, no nos acompañaba ni a mi hija ni a mí a ninguna carrera y ahora está corriendo no sólo maratones sino ultramaratones que son carreras de más de 100 kilómetros», confiesa.

lunes, 25 de agosto de 2014

Macotera recibe a los peregrinos de la ruta teresiana ‘De la cuna al sepulcro’

La ruta teresiana ‘De la cuna al sepulcro’ que partió hace unos días de la ciudad de Ávila, entró ayer en la provincia salmantina tras hacer noche en el convento de Duruelo, primera fundación de los frailes Carmelitas Descalzos. De ese pequeño emplazamiento en la zona de montaña de la comarca abulense de La Moraña, los peregrinos entraron en tierras charras por Mancera de Abajo, municipio al que se trasladó aquel primer convento fundado en Duruelo por San Juan de la Cruz y en el que la Madre Maravillas instauró un nuevo monasterio en 1943. Allí se unieron a la marcha nuevos andariegos encabezados por la alcaldesa, María Angustias Hernández. Todos encaminaron sus pasos hasta la siguiente parada, que se situaba en la villa de Macotera. 




 En la Plaza Mayor de Macotera una representación del Ayuntamiento encabezada por el alcalde, Jacinto García, esperaba a los peregrinos con buenas provisiones de fruta, agua y dulces tradicionales. Una vez repuestos de la dura caminata bajo un sol de justicia, los participantes en la ruta pudieron disfrutar de una visita al Museo Etnográfico de las Llanuras y Campiñas de Salamanca, así como admirar la hermosa iglesia parroquial de Macotera, dedicada a Nuestra Señora del Castillo.

Mientras tanto se sucedían los comentarios sobre el desarrollo de esta marcha, que con su primera edición pretende sumarse a los fastos por el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, uniendo su ciudad natal, Ávila, con el lugar en el falleció y en el que reposan sus restos, Alba de Tormes. Al mismo tiempo, se quiere recordar aquellos lugares por los que pasó la santa andariega a lo largo de sus muchos viajes o lugares especiales en su vida, como Gotarrendura, donde se casaron sus padres, o en la vida de la misión carmelitana, como Fontíveros, patria chica de San Juan de la Cruz. 


 La idea es perpetuar la marcha para que quien quiera, en cualquier momento, pueda hacerla, con organizaciones especiales en fechas señaladas, al estilo de lo que sucede con la Marcha Teresiana que cada mes de septiembre recuerda el último viaje que realizó, ya muy enferma, la Santa, entre Medina del Campo y Alba de Tormes, donde fallecería poco después. Así lo explicó uno de los peregrinos, Andrés Aparicio, albense, que se mostró encantado por el desarrollo de esta nueva ruta. «Nos han tratado muy bien, ahora lo que hace falta es la ruta se mantenga», comentaba mientras esperaba a sellar el ‘pasaporte’ que, al estilo de lo que sucede en el Camino de Santiago, marca los lugares por los que pasan los peregrinos con el sello del Ayuntamiento correspondiente. Ayer, tras los sellos de Mancera de Abajo y Macotera, llegó el turno de Tordillos, donde los caminantes escucharon misa a las ocho de la tarde e hicieron noche, antes de partir en dirección a La Lurda, Garcihernández y, finalmente, Alba de Tormes.



 Por su parte, el padre Antonio González -responsable de marcha- recordó ayer en Macotera que existe otra ruta, más extensa, que pasa por Peñaranda de Bracamonte y que así se señalizará con los azulejos correspondientes. «Es un camino algo más largo, pero que tiene el convento de las Madres Carmelitas de Peñaranda y su museo de bronces napolitanos como gran atractivo», apuntó. Que se sepa, Santa Teresa pasó por Peñaranda en uno de sus viajes, hospedándose en casa de los condes de Bracamonte, y se quedó muy cerca en el último de sus viajes, desde Medina del Campo. Cada año la Marcha Teresiana que recuerda ese trayecto final celebra en Aldeaseca de la Frontera, a apenas tres kilómetros de la ciudad peñarandina, la conocida como Comunión de los Higos, pues ese fue el único alimento que pudieron ofrecer a la santa cuando llegó, enferma de muerte, a ese municipio. 


 Caballos y niños Pero no sólo de andariegos está esta ruta compuesta. También de una veintena de caballistas pertenecientes al club Horas a Caballo de Riocabado, en Ávila, que marchan detrás de los peregrinos a pie, seguidos a su vez por un pequeño pelotón de ciclistas, amigos de los jinetes. «Hay niños pequeños que no podían ir a caballo así que decidimos que lo mejor era que se unieran a la ruta en bicicleta acompañados de sus padres», explicó Joaquín Fernández, el responsable de esa parte de la organización. Entre esos niños pequeños, está Elena, que con sus cinco añitos marcha en una silla dependiente de la bicicleta de su padre y que es la más joven de los peregrinos que llegarán hoy a Alba de Tormes.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Multitudinario y emocionante encierro a campo abierto en Macotera

Más de 2.000 aficionados se dieron cita en el festejo ´estrella´ de las fiestas de San Roque

 La expectación era máxima y la masiva afluencia de público al encierro campero convirtió, un año más, a Macotera en centro de atención para los aficionados de varias provincias. Desde primera hora de la mañana el trasiego de vehículos con remolques para caballos dejaba entrever lo que sería más tarde un multitudinario festejo en el que se dieron cita más de dos mil personas entre participantes y espectadores.

Tras disfrutar, también, a las 8:30 horas del tercer y último encierro urbano, los alrededores de la plaza de toros macoterana se llenaron, de nuevo, de público dispuesto a seguir de cerca el segundo encierro, esta vez campero en una tradición que se recuperó en el año 2001 y que cada año tiene mayor repercusión.
Desde el primer momento los astados se dispersaron y sólo dos de los cuatro toros permanecieron junto a los cabestros mientras que los otros dos tomaron direcciones opuestas, uno camino de la carretera de Peñaranda y el otro de la de Santiago de la Puebla. Los caballistas y las reses protagonizaron bonitas escenas camperas e incluso algunos momentos de emoción y peligro en los que San Roque echó un capote y afortunadamente todos salieron ilesos.






Macotera y ¡Viva San Roque!

[Img #81564]
SALAMANCArtv AL DÍA recorre a través de una galería de fotografías, las imágenes mas emocionantes de una procesión que ya forma parte de la historia, convirtiéndose en la mas multitudinaria de la provincia en honor a San Roque y que durante casi cuatro horas ha mantenido al santo a hombros entre cientos de macoteranos y visitantes en un extraordinario ambiente festivo.

sábado, 16 de agosto de 2014

Multitudinario primer encierro por las calles de Macotera


Las calles de Macotera por las que pasó el primer encierro de los San Roque 2014 congregó a cientos de personas en el día grande de las fiestas patronales de la villa macotera

La ampliación del recorrido de los encierros urbanos de Macotera parece que fue bien recibida por los corredores, tanto por los macoteranos en general como por los cientos de visitantes que acudieron a uno de los encierros más tradicionales de los que se celebran en la comarca peñarandina. 


Tras el encierro, las celebraciones religiosas marcan hoy el día grande de las Fiestas de Macotera. La iglesia de Nuestra Señora del Castillo se ha quedado una vez más pequeña para acoger a los fieles devotos que han acudido a la celebración eucarística y que después han acompañado a la imagen en laprocesión por las calles de la villa macoterana. 

Una vez que la imagen ha salido de la iglesia parroquial, junto a la Virgen de la Encina, se ha procedido a la lectura de una de las loas escritas por el famoso poeta macoterano, Machaca, en el vigésimo aniversario de su fallecimiento. Antonio Sánchez ha sido el encargado de poner voz a esta loa. 





16 DE AGOSTO – SAN ROQUE

  • Dianas al amanecer
    Con los dulzaineros de Macotera
    8:00h
  • Chupinazo anunciando el primer y tradicional encierro
    Saldrá del corral de la C/ Príncipe, C/ Miguel Delibes y C/ Eras Nuevas hasta llegar a la plaza de toros. Distancia 500m
    8:30h
  • Santa Misa en honor a nuestro patrón “San Roque” con asistencia de Autoridades, Reina y Damas
    12:00h


  • A continuación dará comienzo la centenaria y tradicional Procesión al Santo con Adobe dulzaineros de Macotera
  • Seguidamente tradicional Loa a San Roque 2014
    En recuerdo del poeta macoterano Juan Zaballos “Machaca” en el XX Aniversario de su fallecimiento (escrita en 1994)
  • Corrida Mixta
    2 toros de “Los Bayones” para los rejoneadores López Bayo y Manuel Manzanares y 1 novillo de “Los Bayones” para el novillero Alexis Sendín
    19:30h – Plaza de toros
    Todos los días encierros infantiles en el descanso de las capeas
  • III Concurso de Playback
    ¡¡¡Anímate a participar!!!
    23:30 – Plaza Mayor
  • Seguidamente Macrodiscoteca móvil con efectos especiales
  • Durante la tarde actuarán los Jóvenes Dulzaineros de Ávila

viernes, 15 de agosto de 2014

La ´Sanrocada´, a las puertas de alcanzar los 1.000 participantes

Las previsiones se cumplieron en la sexta edición de la carrera popular "Sanrocada" celebrada ayer en Macotera y Juan Bueno y Pilar García lograron un merecido y rotundo triunfo en la prueba con una clara diferencia en tiempos sobre sus más directos competidores.



Desde las 19:30 horas cientos de personas se echaron a la calle para seguir el recorrido de las carreras de las categorías inferiores así como de la prueba absoluta que comenzó a las 21:00 horas y en la que tomaron parte casi medio millar de atletas. Cabe destacar, además, la presencia en Macotera de dos figuras muy importantes del atletismo popular como Antonio Ledesma "El tragamillas" y Shinichi Sasaki, japonés de nacimiento y todo un icono en las carreras populares.
Juan Bueno, que llegó incluso a doblar a más de una treintena de participantes, encabezó en solitario la carrera absoluta y logró un tiempo de 28´28´´ mientras que Pilar García también se impuso en féminas con 33´03´´.



El club de atletismo Macotera, en colaboración con el Ayuntamiento, y un buen número de voluntarios de la organización velaron por el normal desarrollo de esta sexta edición en la que se habían inscrito casi 800 corredores de distintas categorías y que convirtió la localidad en una gran fiesta del deporte popular.

Una marea de color inunda Macotera en el inicio de su semana grande

El pregón de Javier Blázquez y la coronación de las cortes marcaron el inicio del programa



365 días esperando, preparando hasta el más mínimo detalle y por fin llego el momento. Macotera explotaba en color música y alegría para dar la bienvenida a sus fiestas patronales y cuyo pistoletazo de salida se daba durante la tarde noche de este jueves.
Desde la tarde, varios centenares de peñistas recorrieron disfrazados las principales calles de la localidad al ritmo de la música para congregarse en la plaza mayor donde la fiesta comenzó a calentar el ambiente para vivir la tan ansiada inauguración.
La coronación de las cortes de honor y el imponente y sentido pregón a cargo del Historiador y colaborador de SALAMANCArtv AL DIA, Javier Blázquez, marcharon los primeros compases festivos en una gala en la que no faltaron continuos cánticos y vítores a su patrón San Roque, quien protagonizara el sábado junto a cientos de vecinos y devotos la procesión mas multitudinaria que se registra en la provincia en honor a esta imagen tan querida y venerada en la villa.




Por cualquier parte donde voy, me encuentro con algo que tiene que ver con san Roque: una estatua, un recinto dedicado a él, una novena, un recuerdo… Algo. Yo creo que no hay un Santo que tenga más popularidad que san Roque, y que haya viajado más y tenga más devotos en el mundo. San Roque es del mundo. Hace unos días, estuve en un pueblo gallego, Combarro, y allí san Roque es el titular de la iglesia parroquial. Pregunté a una señora sobre la celebración de la fiesta y todo se resume a la misa, a la procesión alrededor de la iglesia y al baile de gaita y orquesta…

Le seguí preguntando: - ¿Aquí no se baila al Santo? - Pero, ¿qué dice usted? - ¿Ni hay toros? Asombro. Se ve que en Combarro sólo hay devoción. A la fiesta de Combarro, le falta emoción; en cambio, el distintivo de la fiesta de san Roque de Macotera es el acierto de saber conjugar devoción y emoción en la misma medida. Una cosa, que me llamó la atención, es que, en Combarro, a san Roque, le ponen velas durante todo el año; y, en Macotera, san Roque está siempre a oscuras, en silencio, como meditando, con la mirada perdida en el aire, intercediendo por el menesteroso de la peste. Ya lo hemos comentado en otras ocasiones: antaño, la fiesta grande de Macotera era el día de la Virgen de la Asunción: a san Roque aún no le habían dado licencia para ser patrón titular de las fiestas patronales del pueblo; en cambio, el día de la Virgen, aunque no era aficionada a lo taurino, el día de la Virgen, se corrían toros. Nos alejamos, con esta nueva, hasta 1563. El documento nos lo cuenta así: Se corre un toro en dicho lugar, y tienen abierta la puerta de la iglesia, y acuden allí las gentes a "guarirse" y "alende" (además) dejan sacar los escaños de la dicha iglesia, lo cual es indecencia y pónese en peligro de entrar allí el toro. Manda el señor Visitador que, de aquí en adelante, el sacristán tenga, en aquel tiempo, cerrada la dicha iglesia y no la abra, aunque lo manden los regidores y curas de dicho lugar, y no saquen ningún banco, lo cual mando se haga, se cumpla so pena de excomunión mayor y de tres mil maravedís para la cámara y fisco de su Excma; y si, al abrir la iglesia y sacar los bancos, hubiere algún daño, sea obligado de pagar todo el daño, siendo contumaz y rebelde en cumplir este mandamiento". 


Cómo y por qué nombramos a san Roque, Patrón de Macotera.   Desde que el mundo es mundo, ha sido castigado por la guadaña de la peste, la peste mortal que se ha ensañado con él en todas las épocas de la historia, diezmando pueblos, ciudades y caminos. Cuenta el Santoral que san Roque se precipitó a este mundo, como un presagio del destino, precisamente, cuando la peste negra asolaba a Europa entera a mediados del siglo XIV, llevándose tras de sí un tercio de su población. La culpa de aquella pandemia voraz, dicen, los que saben, que tuvo la culpa la pulga con el soporte de la rata negra, y a esta peste le dieron un nombre “peste bubónica”, con el que se ha paseado a lo largo de la historia por todo el mundo. Y la vemos aparecer en todos los tiempos, junto al hambre, junto a la miseria, junto al pedrisco, junto a la sequía y junto a la inundación descontrolada. Y ante esta desolación aparece un redentor. Nació en Montpellier a mediados del XIV. Lo dejó todo y siguió la estrella de su ideal, que no era otro que viajar a Roma, recorrer Italia a curar a todos los infectados de la peste, y falleció en loor de santidad. Y, desde entonces, se le fue encomendando la tarea de perseguir a la peste por todos los rincones del mundo, y se convirtió en uno de los abogados más activos del Reino. Y Macotera no fue menos: había sufrido los efectos de la peste a principios del siglo XVII y después, y entonces, el único remedio, ante la impotencia e indefensión, fue entregarse en manos de san Roque. Y hubo que oficializar su nombramiento como titular de Macotera. Y un día, a mediados del XVII, el alcalde, los regidores y el pueblo en masa, con la anuencia del señor cura párroco de la localidad, congregados a campaña tañida, según costumbre de la dicha villa, dijeron que, por cuanto muy grandes favores y buenos días habían pasado, acordaron hacer procesión y guardar el día de san Roque, y de no hacer en él labor alguna, porque lo habían tomado y escogido por abogado, para que suplicase por ellos al Señor Dios. El dicho señor san Roque le halagó la decisión popular de Macotera y aceptó ser su abogado, y prometió su intercesión ante el Hacedor, quien, por su ruego y petición, “nos proveerá a cerca de las dichas cosas y les de quitar el padecimiento. Por ende, dijeron y mandaron que, de hoy en adelante, para siempre jamás, se haga de cada año una procesión en dicha villa, en su día, en cualquier día que caiga en cada año. Y que, a la dicha procesión, estén obligados a ir todos los de la dicha villa so pena de seis maravedís a cada uno de ellos, y que todos los vecinos sean tenidos de guardar, en cada año, el día de san Roque, en el día que cayere, y se priven de todos oficios y labores, y que lo guarden ellos y sus mozos de soldada y obreros y obreras, carreteros y todas las otras personas, según se guarda y han de guardar el día del domingo”. 

San Roque, el sanador de la peste en Macotera

SALAMANCA24HORAS rescata del olvido nuevos relatos sobre los mitos, leyendas e historias prodigiosas de la tradición salmantina. Desde los albores de los tiempos, el ser humano ha tratado de ofrecer una coherente explicación a cada uno de los elementos que interfieren en este planeta llamado Tierra. Sin embargo, no siempre puede encontrar un motivo racional. Es ahí donde entra el folclore, impregnado de misticismo y fantasía, historias transmitidas en el serano, a la luz de la hipnotizadora lumbre


Entre una agonizante despoblación, el mundo rural revive al llegar el verano gracias a las fiestas patronales. Las calles se llenan de jolgorio, las plazas de niños correteando y las aceras de mayores disfrutando por ver a su pueblo rejuvenecer. Cada municipio señala unos días en el calendario en honor a un santo o virgen. Patrones como San Roque el 16 de agosto, un ermitaño de origen francés que en el siglo XIV fue víctima de la peste, pero logró recuperarse de la enfermedad en el bosque gracias a los alimentos que le proporcionaba un perro sin rabo. Incluso la tradición oral fabricó una pieza folclórica para identificar a los judíos conversos, aquellos que no supieran pronunciar correctamente la frase "el perro de San Roque no tiene rabo porque Ramón Ramírez se lo ha cortado". La acción sanadora de San Roque traspasó fronteras y alcanzó el mito a través de relatos transmitidos de generación en generación, protagonizando milagrosos hechos. Así ocurrió en Macotera.

Cuenta la leyenda que a finales del siglo XIX este pueblo de la comarca peñarandina se vio sumido por la plaga de la peste. Por doquier asomaban afectados por la enfermedad. Las calles estaban en cuarentena y apenas había quienes osaban acercarse hasta allí por miedo a contagiarse y que el mal se extendiera por toda la provincia charra. Pocos eran los afortunados que sobrevivían impunes a las garras del mensajero de la muerte. Entre ellos, un joven grupo de pastores.
Como cada mañana, habían recogido los animales, pocos ya también como consecuencia de la peste, y los habían llevado a pastar, lejos del océano de lágrimas en que se había sumido Macotera. Lejos de la fúnebre melodía de los lamentos. Lejos de las solitarias calles del olvido. Allí, en mitad de la naturaleza, se sentían vivos de nuevo.
 
Pasado el mediodía, con el sol controlando todos sus dominios en su mayor esplendor, los pastores se cobijaron en una encina. Era tal el calor en aquellos días de agosto que la tierra pareciera evaporarse. Y apoyados ya sobre el tronco del árbol se encontraban cuando a lo lejos percibieron una silueta. No era posible. ¿Quién en su sano juicio se atrevería a caminar a cielo abierto en tan infernales condiciones?, se preguntaron. Pero la respuesta se fue acercando poco a poco a ellos. Parecía un monje, con un harapiento hábito que mostraba las consecuencias de una larga caminata. En un principio los zagales dudaron si se trataría de una visión fruto del calor, pero no, a escasos metros se encontraba ya el peregrino de ellos cuando llamaron su atención.
 
El caminante alzó la vista y se acercó hasta los pastores. ¡Ande, buen hombre, descanse un rato a la sombra, que este sol derrite hasta las alas de los ángeles!, le vociferaron. El hombre respondía con una tenue sonrisa y les preguntó por la Vía de la Plata, pues su objetivo era alcanzar el Camino de Santiago, aunque tenía la sensación de haberse extraviado. En efecto, así se lo hicieron ver y le indicaron el camino correcto para alcanzar la senda, pero le advirtieron que rodease Macotera, pues estaba infestada de peste. Además, le entregaron una hogaza de pan y un trozo de queso para el camino, por si le invadía el hambre. Agua encontraría de sobre al llegar al Tormes. Agradecido por la generosidad, el peregrino continuó su camino.
 
Al caer la tarde, los pastores emprendieron el regreso al pueblo. Al irse acercando, quedaron extrañados. Ya no había rastro de los lamentos y alaridos. Tampoco de la fantasmal sensación de unas calles por las que ahora había un ingente trasiego de personas. ¿Qué estaba pasando? Y al momento aceleraron el paso, casi corriendo, para satisfacer su curiosidad. Al llegar, se encontraron a sus vecinos curados. Ni rastro de la peste. ¿Cómo era posible? ¿Qué había ocurrido durante aquellas horas en que los zagales permanecieron en el campo? Tras varias pesquisas, una alborotada mujer les explicó que un peregrino había cruzado el pueblo repartiendo bendiciones. Al asomarse a puertas y ventanas para ver quién era, descubrieron que estaban sanos. Los pastores relataron entonces su encuentro con el monje y todos cayeron en la cuenta de que en realidad se trataba de San Roque, quien se había apiadado de su desgracia y había acudido en su auxilio. Los macoteranos comenzaron a brincar y bailar para celebrar el milagro. Cada 16 de agosto cientos de personas danzan durante horas alrededor de la imagen de San Roque en agradecimiento por su protección.