martes, 28 de septiembre de 2010

En Defensa Del Lenguaje Macoterano

Recientemente, comiendo en Madrid con los compañeros del trabajo, se me quedó una espina en la garganta, y comencé a toser.., pues bien, cuando me repuse, solté la frase “no os preocupéis, es que me he añusgado..”. Todo esto, ante las risas de los compañeros, que en tono cariñoso decían que de dónde había yo sacado esa palabra. Un poco asustado con la expresión recurrí al diccionario, dónde el verbo añusgar, evidentemente existía, y les expliqué que era una frase que en casa yo escuchaba, y no me causaba extrañeza.
La anécdota, me dio que pensar en la cantidad de frases, unas correctas, la mayoría, y otras algo menos, que utilizamos, y que vienen de nuestra cultura heredada del pueblo y de nuestra familia.
Pensando, pensando, he recopilado este pequeño catálogo de palabras y frases, muy, pero que muy macoteranas, y no me digáis que alguna vez no las habéis empleado.


Un macoterano, jamás se atraganta, un macoterano se añusga.

Jamás atajamos, “atrochamos”…

Si las madres macoteranas no nos quieren decir que hay de comer, nos dirán cangingos y patas de peces.

Si hemos comido en exceso, no diremos que estamos saturados ni llenos, diremos que estamos tupios…

Un Macoterano no come Cacahuetes, come cacagüeses


Los niños no se pelean, se empeluchan. Si la cosa no pasa de algún tirón de pelo, se dice que se “han despelujao”

Jamás se hacen brechas, se hacen piteras, y nada de costras, son “cachapas”

Los niños, son “muchachines”. Las cosas no son pequeñas, son “chiquininas”

En Macotera nunca se iba a dar clases particulares, se iba a “a dar paso”

Haciamos “pifias”, no gamberradas, por las que no nos castigaban,, sino que “nos untaban, o nos daban hule”.

Un Macoterano no se quita el cinturón, se quita el cintillo.

A un Macoterano no le coge la vaquilla, le coge “la churra”. Los toros no salen con chupinazos, salen con el “taratati..”

Un macoterano no va desnudo, va “en coretos”

No nos preparamos para ir a misa, nos atusamos… Si fruto de la prisa en “atusarse”, alguien no va pertinentemente vestido, se dice “que va hecho un Adán” o “va hecho un “cirineo”…
A la escuela no se llevaba cartera, se llevaba el cabás.

En Macotera no hace viento, ni aire fuerte, hace “un airón terrible”. No caen heladas, “caen pelonas”. Y las pelonas, no generan carámbanos, sino “chupiteles”. Y el agua fina, ni es chirimiri ni gaitas, es “agua ratonina”

Antes no comprábamos sólo regaliz, comprábamos “tracto”

No nos comemos las migas, nos comemos el “molledo”. Tampoco nos comemos la corteza, nos comemos el “rescaño”

No nos gusta el futbol sala, nos gusta el futbito.

Los niños no veiamos dibujos animados, veiamos “tirinenes”…

Si alguna explicación no es de nuestro gusto, diremos “esas no son salsas”

Si algún día en San Roque llegamos “tupios”, estaremos justificados puesto, “que son días de ello”

Los objetos no se mueven, se menean…

Cuando alguien no tiene orden, no es desordenado, es un “zaleo”

Que os quede claro, un niño macoterano no ha crecido, simplemente ha medrado, o “ha pegado el estirón”

A los mosquitos, sean del tipo que sean, si llegan a picar, siempre se los llama “violeros”

Un macoterano nunca dirá que va a Salamanca en autobús, va en “ la Serrana ”.

Ni bebemos sangría ni vino rosado, bebemos “limoná y “clarete”

Cuando alguién es muy famoso o conocido, se dice que es “muy mentao”


La puerta delantera no existe, existe “ La Lantera ” .Un macoterano no tiene que ir a casa de nadie, tiene que ir “ an cá” Antes de los mensajes cortos de los móviles, los macoteranos ya abreviaban las palabras…

Los macoteranos no salen mucho, son “correnderos”.

Jamás dicen tonterías, dicen “bobás”.

Nada de hectáreas, aquí son huebras…

En Macotera no hay mosquitas muertas, hay “monsinos”…Y si alguien se queda callado sin reaccionar, se dice que se ha quedado “amonao…”

En Macotera no hay buhardillas ni desvanes, hay “sobraos”.
No se sienta jamás en un taburete, se sienta en un “tajo”.
,
Cuando va a cenar fuera de casa, nunca dice que va a cenar, dice que va “a merendar”, aunque sean las doce de la noche.

Defenderemos siempre la palabra espejuelo, por encima de azulejo. Aunque sea incorrecta, nos da igual, forma parte de nuestra cultura.

Anda majo, anda galán, tó, andanda, y chacho, las decimos, sin necesidad de dar una explicación de su significado, se dicen y ya está.

Cuando se recibe a un forastero, por encima de todas hay dos preguntas
¿Cuándo habéis venido?
¿Cuándo os vais?

Si alguien ajeno al pueblo pregunta a un macoterano fuera de su pueblo que de dónde es, por encima de España, Castilla y León y Salamanca, siempre presumirá y dirá que es de Macotera.


- Como resumen, deciros que no debemos avergonzarnos por usar un lenguaje propio y heredado, sino que es nuestro deber y obligación promulgarlo como símbolo de nuestra identidad como macoteranos e hijos de macoteranos. De la misma forma que palabras que suenan mucho peor que las nuestras, y con mucha menos antigüedad (tronco, tío, macho, Business, zapping….etc..) están recogidas en los diccionarios, también tenemos derecho a reivindicar palabras con siglos de historia de nuestro pueblo. Reivindicar nuestro lenguaje, es reivindicar Macotera

5 comentarios:

  1. Muy bueno. Como forastero que soy me ha ayudado a darme cuenta de la inmersión lingüistica en la que me hayo tras largos años de contacto con esta cultura.

    Eso si, se os han olvidado mentar las trébedes, o mencionar que un Macoterano no se disfraza, se "reviste".

    ResponderEliminar
  2. Simplemente genial!!!
    Enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, viva Macotera

    ResponderEliminar
  4. ¡Excelente artículo!!!
    Planteo una duda ¿alguien me puede decir si se escribe visnera, o bisnera? Me temo que aquí la RAE no nos ayuda.

    ResponderEliminar